13 nov. 2018

Estoy leyendo la obra 'Tus ojos eran verano' en el Club de Escritura Fuentetaja y pensé que podrÃa ser de tu interés:

HAZ CLIK EN EL ENLACE.

https://clubdeescritura.com/convocatoria/historiasdefamilia5/leer/1831252/tus-ojos-eran-verano/

 Un saludo.

8 sept. 2018

CHAMPAÑA DE LETRAS.


 Con las manos engrilladas
por  oscuros senderos
con sus nortes perdidos
caminan mis ideas
cegadas tras las luces
 de uno que otro recuerdo.
-----
Detenidos los relojes
 las letras creativas
extraviaron sus pasos
 por negras callejuelas
atadas a quien mira
desde el dorado marco.
------
Imagen cercenante  
que las llevó al desierto
 instintos y recuerdos
yacen apagados
perdidos en senderos
coronados de nieve.
-----
Despertarán un día
cual joyas de alborada
 se bañarán temprano
en renovada lluvia
y saldrán a celebrar
 con champaña de letras.
-----
Atrás habrá quedado
  polvoriento el sendero
con las borrosas huellas
de la creación dormida
 perdidas tras montañas
de dolores aburridos
y letras desechadas.
-----------------
Noviembre 2008
                                                                             ------------
Francisca Avaria M.                                                      Propiedad Intelectual.


                                                                            


11 may. 2018

LO QUE NO TE HE DICHO MADRE.





LO QUE NO TE HE DICHO MADRE.

La noche se ha ido llevándose el llanto

el sol se adivina tras el horizonte

aún duele mi pecho aunque ya está en calma

siento las caricias de una amada mano

que dulce me roza las fibras del alma.

será que es tu mano que viene al encuentro

de una hija triste que nunca besaste

o tal vez es que yo te he perdonado

que he comprendido tus falencias madre

que diste de todo lo que te enseñaron.
-----
El útero firme, toda la paciencia

de los nueve meses, la leche materna

los pañales blancos el remedio presto

la mano en la frente por si había fiebre

y en la corrección ¡tan firme la mano!.

Todas esas cosas son tan importantes

pero el beso madre la mano que acuna

la palabra dulce la miel en los ojos

por eso pequeña a tu pecho abrazada

te diría todo lo que no te dije antes.

Francisca Avaria M.







15 abr. 2018








SURCOS DE DOLOR

No pierdas tus pasos, querido en batalla
no entregues tu vida al hijo de Zeus
que insensible es Ares al dolor ajeno
si a él gran dios de la guerra le hieren
como débil niño llora su quebranto
aferrado al seno de su madre Hera.

---

Mil pasos quebrados por lluvia de llanto
seres masticando los panes del hambre
jóvenes espaldas, mil años de agobio
atados por siempre a surcos de sangre
lavan sus agravio con armas de horror.

---

Hay miedo en los ojos que nunca cantaron
cansados dan paso a dagas hirientes
no hay culpa en ellos, guerras no inventaron
huérfanas sus bocas del amor en verbo
conocieron siglos de agresiones crueles.

---

Hay sangre de todo el que pisa la tierra
las aguas tiñendo, mojando senderos
heridas de estirpe en estirpe heredadas
la historia ya nunca podremos borrarla
se extravió la paz vejada por enfermos.

---

¿Verán nuestros hijos dibujar sonrisa
en ojos de sus hijos libres del temor
de ser atrapados por surcos de sangre.
¿Podrán cosechar la semilla sembrada
por un hombre de paz y buena voluntad.

---

Una esperanza los mira a lo lejos
queriendo sellarlos con una palabra
que nunca vieron florecer sus pechos
pequeña palabra, palabra de amor
que no quiso ser, palabra de guerra.

Francisca Avaria M. PROPIEDAD INTELECTUAL
PUBLICADO EN:

“CADA LUZ UNA LUCIÉRNAGA CADA LUCIÉRNAGA UN POEMA