20 mar. 2012

HIJA, TE DIGO GRACIAS. Autora: Francisca Avaria M.

Me he vuelto como niña
aún con mis tantos años
se me ha escapado el timón
de la madre abrigadora
que soñaba con llegar
al final de la vida
defendiendo a sus crías
con los dientes y garras.

Sin embargo hoy me veo
acunada por tus brazos
cual bebé recién nacido
no me gusta este papel
ni ser como débil niña
soy feliz siendo madre
nacida para yo acunarte.


Sé que debo resignarme
asumir que asi es la vida
trato y trato cada dia
mas, aún no lo consigo
culturas hay en que los viejos
cuando su rol ven cumplido
se pierden por el camino 
Hija, no logro conformarme
de mi senil dependencia
pero debo darte gracias
por acogerme en tus brazos.